Veracruz sigue en la anarquía y sin rumbo

Uno de los estados de la república mexicana que está secuestrada por la delincuencia organizada, y que por lo mismo carece de crecimiento es Veracruz.

Esto se originó desde la época en que gobernó Fidel Herrera del PRI, y se terminó de enterrar con Javier Duarte (también del PRI); posteriormente el pueblo veracruzano tuvo un aliento de esperanza cuando Miguel Angel Yunes (PAN) prometió un cambio, pero resultó la misma cosa de antes, lleno de pura palabrería y nada de acción.

Con Cuitláhuac García por parte de Morena se esperaba con ansias la 4T y una regeneración nacional dónde Veracruz, siendo el 3er estado con más votantes del país, fuera de gran importancia para el presidente y que propiciara su rescate, sin embargo, es un estado que enfrenta una de sus peores crisis actualmente.

En Veracruz no hay seguridad, no hay empleos, no hay inversiones, no hay dinero, no hay proyectos, y tampoco hay esperanza. Es una lástima y una vergüenza que siendo uno de los estados más ricos del país (en todos los sentidos) viva en la total anarquía y sin rumbo.