80 políticos asesinados en el proceso electoral del 2021

Poco menos de una centena de candidatos asesinados y de 270 denuncias de amenazas hacen válido el temor de los analistas en seguridad sobre que los comicios electorales 2021 —próximos a celebrarse este 6 de junio— sean considerados los segundos más peligrosos de la historia.

A 10 días de las votaciones federales en México, han sido asesinados 80 políticos, según un registro realizado por Infobae México. El indicador de violencia de este medio —elaborado de septiembre de 2020 a mayo de este año— reporta las ejecuciones de aspirantes a alcaldías, regidurías y sindicaturas (30); además de funcionarios fuera del cartel electoral.

Desde que comenzó el proceso en septiembre del año pasado se ha documentado un goteo de asesinatos de políticos en activo y aspirantes a cargos locales por todo el país.

Alejandro Toledo Morales, de 43 años, aspirante a la diputación local por el Distrito 7 en Guerrero, por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), fue asesinado el 9 de septiembre de 2020 de un balazo en la cabeza, en la entrada del Club de Golf de Barra Vieja, en Acapulco.

Unos sicarios lo interceptaron cuando viajaba de regreso a su casa y le dispararon a quemarropa antes de huir. Su caso encabeza la macabra lista que recoge las ejecuciones políticas en tiempos de elecciones.

Casi todas las entidades se han visto salpicadas por la violencia contra los aspirantes, pero geográficamente los asesinatos se concentran sobre todo en Veracruz, Estado de México, Michoacán, Jalisco y Guerrero, donde operan sanguinarios cárteles de la droga enfrentados por el control del territorio.

Por partidos políticos, tanto los principales como los independientes han sufrido bajas en sus filas. Téngase de ejemplo los tres candidatos de Movimiento Ciudadano (MC) asesinados en mayo; Abel Murrieta, Arturo Flores y Alma Barragán.

El asesinato de la aspirante a la presidencia municipal de Moroleón, Guanajuato, Alma Barragán, es la última expresión a la que son sometidos los políticos en México.

Barragán fue asesinada cuando participaba en actos de campaña. A las 17:50 horas del martes 25 de mayo —poco antes del crimen— la candidata había invitado a los vecinos de la colonia La Manguita a escuchar sus propuestas. Fue hasta ahí llegaron los asesinos con sus pistolas.

La mujer aspiraba la presidencia municipal de Moroleón, una localidad fronteriza entre Guanajuato y Michoacán fuertemente golpeada por la violencia ejercida por los grupos criminales.

La bala que asesinó a Alma Barragán, fue la misma que 11 días antes había matado a Abel Murrieta, aspirante a la presidencia municipal de Cajeme, Sonora; y a Arturo Flores Bautista, candidato a síndico por Landa de Matamoros, Querétaro. Fue la misma que el 16 de mayo ejecutó al ex precandidato de Morena a la alcaldía de Misantla, Veracruz, José Alfredo Gaspar Gutiérrez, 72 horas después de haber sido levantado y es la misma bala que ha matado a 80 políticos.