Con todo en contra AMLO le sigue apostando al proyecto de Dos Bocas

Con el escenario más oscuro que nunca por los bajos costos en el precio del petróleo, por la crisis mundial generada por el Covid-19, y por el incremento del dolar sobre el peso mexicano, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, se aferra al proyecto de la refinería de Dos Bocas, con la firme idea de que la gasolina será la salvación para México y dice: “Que no se detiene y que Dos Bocas, va”.

Diversos especialistas han recomendado desde hace años que no se apueste todo a un solo producto, como es el caso de México que ha apostado todo a un solo producto: el petróleo. Sobre todo, en un escenario donde se considera como un producto que comenzará a reemplazado en un lapso de 6 a 10 años como máximo.

Ante esto, los mismos especialistas han sugerido que se debería invertir en otro tipo de energías para que México tenga un rumbo próspero y con visión para 50 u 80 años. Sin embargo, el actual mandatario de México considera esas recomendaciones como estrategias de sus detractores para derrumbar su proyecto petrolero.