Hoy regresan a clases “los que pueden”

México es un país con más de 80 millones de pobres, y ante la cuarentena generada por el Coronavirus la educación tradicional se vio interrumpida y fracturada, mostrando el enorme abismo que habita en el sistema de enseñanza mexicano.

Primero adelantaron vacaciones a nivel federal, luego en algunos Estados de la república manifestaron que no serían vacaciones ampliadas y se mostraron dispuestos de trabajar a distancia.

Una gran verdad es que los maestros no están preparados para dar clases en línea, es más, muchos ni siquiera están debidamente calificados para trabajar en el aula, mucho menos para trabajar de manera virtual, donde el escenario, las herramientas, la dinámica y el comportamiento es totalmente distinto.

Hoy regresan a clases con una nueva instrucción, la ampliación de un mes más de clases en línea, pero siendo totalmente honestos, no todos los niños y jóvenes de México regresan a clases hoy.

Pero solamente regresan a clases los que tienen computadora en su casa “disponible” con conexión a Internet, por que si son 2 o 3 hermanos y deben compartir la computadora, alguno de ellos no podrá tomar su clase virtual.

¿Y los que no tienen computadora? ¿Y los que tienen que ir a rentar por hora una computadora con Internet? ¿Y si son 2 o 3 hijos, cuantas computadoras van a rentar? ¿por cuantas horas?

En muchos casos, ese dinero se ocupará mejor para comer, pues sin trabajo es mejor estirar lo poco que hay en muchos hogares.

Hoy regresan a clases los más privilegiados, y se deja en claro con esto que hay una enorme fractura en el sistema educativo nacional.